Panamá: el precio de ser el hub de las Américas

 

copa-airlinesPanamá: el precio de ser el hub de las Américas

En la segunda década del siglo XXI el aeropuerto internacional de Tocumen, en Panamá, se ha consolidado como el Hub de las Américas. La gran cantidad de vuelos que arriban y salen de ese recinto y la diversidad de destinos serían siempre buenas noticias para cualquier viajero, especialmente para los panameños. Supuestamente esa diversificación facilitaría la transportación hacia los más remotos sitios del planeta; sin embargo, la realidad es mucho más compleja y los elevadísimos precios que coloca Copa Airlines, que cuenta con el control casi absoluto de los viajes, son un serio problema que deben afrontar constantemente los viajeros.
La más elemental lógica indica que si un vuelo es de corta distancia y, por tanto, de poca duración, pues el precio del boleto no debe ser tan alto. Esa lógica no funciona con Copa Airlines. Por ejemplo, un vuelo cotizado para el 28 de enero de 2013, de Panamá a Bogotá, que apenas sobrepasa la hora y media, cuesta 324 dólares, en clase económica; mientras que uno entre Los Ángeles y Miami, en Estados Unidos, para la misma fecha y que tarda casi seis horas está valorado en 348 dólares. ¿Cómo entender esta diferencia?
La capacidad de asombro del viajero que parte de Panamá a través de Copa Airlines se pone a prueba cada día. Un cálculo hecho por varios expertos indica que cada hora de vuelo de un avión de Copa que sale desde Tocumen cuesta, como promedio, 355 dólares.
Esa cifra es impresionantemente alta, sobre todo si se compara con lo que sucede en otros prestigiosos aeropuertos del mundo. En el inmenso Heathrow, en Londres, la hora de vuelo está valorada en 100 dólares, es decir, menos de un tercio de lo que paga el viajero que sale de Panamá.
De acuerdo con un artículo del diario The New York Times, el aeropuerto más caro de Estados Unidos es el de Houston. No obstante, allí las estadísticas de los analistas muestran que los pasajeros desembolsan, como promedio, 157 dólares por hora de vuelo. Esto quiere decir que en Panamá se pagan pasajes 118% más caros que el promedio mundial.
Lo más preocupante de este desnivel de precios en los pasajes aéreos de Copa Airlines es que la tendencia es al alza. Los expertos consideran que las autoridades locales debieron impedir, tiempo atrás, la expansión de Copa Airlines. Esta empresa, a través de adquisiciones de pequeñas aerolíneas y los acuerdos establecidos con otras ahora controla gran parte del llamado hub de las Américas. Esta posición monopólica le permite fijar los precios, sin ningún temor a la competencia, porque esta no existe. La unión de Copa Airlines a la Star Alliance no parece casual.
El Hub de las Américas debería ser un orgullo panameño y, especialmente, un alivio para los bolsillos de los pasajeros que salen de Tocumen; pero la mafia de Copa Airlines ha logrado, con sus elevados precios, casi nunca acompañados de confort en los vuelos, convertir el hecho de viajar en una auténtica pesadilla para la economía, cada vez más maltrecha, de los ciudadanos.